Get Adobe Flash player

Derecho Penal

Derecho Administrativo

Derecho Laboral y S.S

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

CARMENA COLAPSA MADRID

manuela-carmena-colapsa-madrid

Estamos ante otra improvisación de la Alcaldesa Manuela Carmena. Precisamente el pasado día 2 de diciembre, víspera del macropuente para hosteleros y comerciantes, el Ayuntamiento de Madrid cerró tres arterias principales de tráfico en la capital. Poca información se había facilitado al respecto y Gran Vía se convirtió en una ratonera. Pero tal cierre de circulación de vehículos supone el colapso inmediato de otras vías principales aledañas. Cibeles se colapsó, así como la Calle Alcalá, Paseo de La Castellana y el Paseo del Prado. Caos circulatorio que previsiblemente durará todas las Navidades.

Todo ello está afectando seriamente al turismo, comerciantes, reparto de mercancías, etc, y por supuesto al aumento de la contaminación atmosférica por los gases de los automóviles.

El Ayuntamiento, sin saber las consecuencias de las medidas adoptadas, justifica las mismas a fin de favorecer la peatonalización y fomentar una movilidad más eficiente. Esperanza Aguirre ha significado, por el contrario, que los objetivos de la Alcaldesa “han pasado por encima de los derechos de los ciudadanos del distrito centro”. Si fuese cierto que el equipo de gobierno de la Alcaldesa no ha improvisado estas medidas debido al trabajo durante meses de los Técnicos municipales, la primera que debería dimitir de su cargo sería Manuela Carmena.

Siempre se han producido atascos en el centro de la capital en fechas navideñas, pero nunca se adoptaron por anteriores regidores medidas tan caóticas en la circulación a la vista de los resultados.

No sabemos si la Alcaldesa utiliza mucho o poco el coche oficial. Pero como el Ayuntamiento ha realizado un balance positivo de las medidas y la total normalidad, Doña Manuela Carmena no debe preocuparse por las críticas de su gestión, ya que si sus compras navideñas las realiza en el Corte Inglés de la Calle Preciados, luego cogerá el autobús o el metro en Plaza de Callao llena de bolsas con tantos agasajos para sus familiares, si es que puede subir en el transporte público con todos los bártulos a cuestas.