Get Adobe Flash player

Derecho Penal

Derecho Administrativo

Derecho Laboral y S.S

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

ESPAÑA PIB: EVOLUCIÓN FAVORABLE

Las previsiones del Gobierno en funciones de que el PIB de España crecería un 2,7% en 2016 fueron muy prudentes. La realidad es que en el primer trimestre creció un 0,8%, igual variación que ha tenido en el segundo trimestre de 2016.

Lo más probable es que el crecimiento en el tercer trimestre, aun por cerrar, sea similar al trimestre anterior, teniendo en cuenta el fuerte repunte positivo que ha tenido el sector turístico durante el verano. De tal forma, en 9 meses se habrían casi cumplido las previsiones gubernamentales proyectadas a un año. Pero el dato está aún por confirmar.

Algunos análisis macroeconómicos para el año 2017 apuntan que el crecimiento español en 2017 estará en torno al 2,5%. Pero hay que desconfiar de esta previsión dada la volatilidad de algunos mercados, fundamentalmente el del precio del barril de crudo. En 2017 el sector turístico seguirá evolucionando favorablemente a los intereses de España, que está absorbiendo gran parte del turismo que iba a Egipto, Túnez, Turquía y Grecia. La seguridad y efectividad de los servicios de inteligencia españoles frente a posibles atentados terroristas también es un factor positivo a tener en cuenta.

En 2016 España creará más de 500.000 puestos de trabajo equivalentes a jornada completa y si en 2017 el crecimiento del PIB fuese superior al 2,5%, como así creemos, la creación de empleo neto se situaría alrededor de 400.000 puestos de trabajo, dejando la tasa de paro por debajo del 18%.

Estimamos que los efectos del Brexit no serán tan perniciosos como creen algunos analistas, ni compartimos el criterio de una desaceleración económica mundial para el año que viene. La economía de EE.UU. sigue creciendo, aunque los últimos datos manejados por la Reserva Federal no hayan sido tan positivos como los previstos. Ello va a suponer que, en todo caso, Janet Yellen retrase la subida de tipos hasta el mes de diciembre.

China, segunda economía mundial, continua con su progresiva ralentización, teniendo en cuenta que en 2015 creció al 6,9%, pero continuará en 2016 por encima del 6%. Este crecimiento es positivo para la estabilidad financiera y económica del primer país asiático, pues está consolidando el fuerte desarrollo económico que ha tenido en los últimos 20 años. Crecimientos superiores podrían producir una “burbuja” en distintos sectores, de efectos perniciosos para el resto de economías mundiales, principalmente para las más desarrolladas y para los países que integran la zona euro.