Get Adobe Flash player

Derecho Penal

Derecho Administrativo

Derecho Laboral y S.S

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

EL BREXIT Y LA CAÍDA DE LA LIBRA

Faltan tres semanas escasas para que el próximo día 23 de junio se vote el referéndum británico sobre la permanencia o no de Reino Unido en la Unión Europea. Los últimos sondeos, concretamente el de ICM, con 1.741 entrevistas mantenidas entre el 3 y el 5 de junio, indica que el 48% de los encuestados serian partidarios de abandonar la UE.

Sin embargo, en el sondeo de YouGov, con 3.945 entrevistas realizadas entre el 1 y el 3 de junio, señala que el 45% de los encuestados votaría por el Brexit y el 41% por continuar dentro de la UE. Si hacemos un comparativo con encuestas efectuadas hace un mes el resultado es desalentador porque entonces la permanencia en el club europeo era del 42% contra el 40% partidarios del Brexit.

La explicación del cambio de tendencia debe situarse en el pasado 27 de mayo, fecha a partir de la cual los funcionarios tienen limitadas sus intervenciones públicas en la campaña. Tal motivo, en opinión de Wells, “ha permitido a la campaña del Brexit dominar un debate previamente controlado por los partidarios de la permanencia esgrimiendo argumentos económicos”.

Los últimos datos oficiales conocidos acerca de la migración neta resaltan la incapacidad del primer ministro David Cameron de reducir la llegada de ciudadanos de otros países a Reino Unido.

La percepción del Brexit ha provocado  una devaluación de la libra esterlina respecto al dólar. Este lunes la divisa británica se cambiaba a 1,4353 dólares, alcanzando su valor mínimo en las tres últimas semanas. Es la única moneda del G-7 que ha caído respecto a la divisa estadounidense. Hoy los mercados financieros han mostrado signos claros de volatilidad ante el referéndum que puede provocar que Reino Unido sea el primer país en salir de la Unión Europea.

Jeremy Corbyn, líder laborista, que apoya la permanencia, no ha creído conveniente  compartir campaña con Cameron. Este último ha acusado a la campaña del Brexit de “antidemocrática y temeraria”. Faltan pocos días para los comicios, las diferencias entre unos partidarios y otros son cortas y cualquier resultado, en un sentido u otro, puede producirse.