Get Adobe Flash player

Derecho Penal

Derecho Administrativo

Derecho Laboral y S.S

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

SE DISPARA EL DÉFICIT PÚBLICO AL 5,2% DEL PIB

Cuando a finales de noviembre del pasado año el Comisario de Asuntos Económicos y Financieros de la UE, Pierre Moscovici, llamó la atención al Gobierno español como consecuencia de que el déficit público cerraría el año en torno al 5,2% replicó el Ministro de Guindos diciendo que quizás podíamos apartarnos por encima del objetivo pactado con Bruselas del 4,2%, en dos o tres décimas, pero nunca en un punto, como ahora ha confirmado el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Algunos sectores próximos al PP tildaron a Moscovici de agorero socialista dada la proximidad de las elecciones que se celebrarían el 20 de diciembre. El Comisario conocía el déficit y extraña que de Guindos no lo supiera, aunque en el mejor de los casos el Ministro no quiso enterarse.

Ahora el Gobierno en funciones explica la desviación del déficit en 10.000 millones de euros debido a partidas presupuestarias excepcionales, como el pago del tratamiento de la hepatitis C, que se elevó a 1.090 millones de euros, además de otros cerca de 2.000 millones que afloraron en Cataluña tras la construcción de una prisión y cerca de 200 millones de un tranvía en Aragón. ¿Cómo pueden aflorar de repente 2.000 millones de euros de déficit después de edificar una prisión en Cataluña…? ¿A dónde miraba la Intervención General del Estado…? No tiene explicación lógica.

El descarallamiento, que diría un gallego, de las cuentas públicas españolas es evidente y los números hablan por sí solos porque, además, tanto la Seguridad Social cómo las comunidades autónomas superan ampliamente sus objetivos de déficit del 0.6% y del 0.7%, respectivamente.

El próximo Gobierno no sólo deberá recortar los 10.000 millones de euros adicionales del déficit del año pasado, sino otros 14.000 millones de euros ya que el déficit pactado con la UE para el 2016 es del 2,8%. Aunque se pacte mayor plazo con la UE, lo cierto es que el sistema de financiación y control del gasto de las comunidades autónomas no funciona. Es lamentable ver al Ministro Montoro repartir el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) entre distintas administraciones que incumplen sus compromisos de control del gasto público un año sí y otro también.

¿Y que quieren hacer los políticos que pretenden formar Gobierno? Pues Pedro Sánchez, líder del PSOE, pretende incrementar el gasto público en 60.000 millones de euros y la formación morada de Pablo Iglesias lo quiere incrementar en 96.000 millones de euros. Todo un disparate económico, en nuestra opinión, que afectaría ampliamente cualquier programa gubernamental de presupuesto equilibrado, reducción del paro y fomento de la inversión.