Get Adobe Flash player

Derecho Penal

Derecho Administrativo

Derecho Laboral y S.S

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

NUEVOS ESTIMULOS DEL BANCO CENTRAL EUROPEO

Prácticamente nada que no se supiera han sido las medidas financieras que ha adoptado hoy el Banco Central Europeo. La tasa de interés rectora baja del 0,05% al 0,0%, la facilidad de depósitos sube hasta el -0,40% y el programa mensual de compras de bonos sube de 60.000 millones de euros hasta 80.000 millones, aceptando además bonos corporativos de empresas establecidas en la zona euro.

Cierto que Mario Draghi, desde el BCE, está haciendo todo lo que está a su alcance, pero sus medidas sólo tienen un alcance limitado porque fundamentalmente la economía mundial, con excepción de EE.UU., está atravesando un periodo de desaceleración de la demanda y como consecuencia de ello un descenso en el precio del barril de crudo que, por el momento, parece se ha estabilizado en torno a los 40$/barril.

 

Algunos analistas, en las presentes circunstancias, se refieren respecto al IBEX 35, como primer soporte, en la zona de los 8.600-8.660 puntos. Por debajo vuelven a hablar de un nuevo soporte alrededor de los 8.200 puntos. Pero todo ello son meras especulaciones ya que no supieron explicar por qué la bolsa perdió la barrera de los 8.000 puntos hace tan sólo unas semanas.

Las previsiones económicas para España en 2016 no han sido modificadas, por el momento, ni por el FMI ni por Bruselas, con un cálculo de crecimiento del PIB del 2,7%. Ello dependerá de todo el largo proceso que se está produciendo para la formación de Gobierno y el acuerdo que alcancen, en su caso, las distintas fuerzas políticas. El peor escenario económico se daría si hubiese que repetir elecciones el día 26 de junio. Ningún país desarrollado puede mantener las previsiones de desarrollo económico bajo la incertidumbre de falta de formación de gobierno durante más de 6 meses. España no será una excepción y menos si el Gobierno que en su día se forme sea un Gobierno progresista, empeñado en aumentar el gasto público.

Está por ver si el Gobierno actual en funciones atiende las últimas recomendaciones financieras de la UE, en especial respecto al déficit y el aumento de gasto de las CC. AA. Creo que no va a ser posible dado el especial momento político que atravesamos. Cualquier movimiento de ajuste podría pasar factura respecto a posibles pactos postelectorales o de cara a los posibles comicios del próximo mes de junio.