Get Adobe Flash player

Derecho Penal

Derecho Administrativo

Derecho Laboral y S.S

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

LA DEUDA PÚBLICA ALCANZA UN NUEVO RECORD

Según ha hecho público el Banco de España la deuda del conjunto de las administraciones públicas se ha incrementado en 10.181 millones de euros en el mes de septiembre pasado, situándose en 954.863 millones de euros. Dicha cifra equivale al 93,3% del PIB, estimado éste último en 1.022.514 millones de euros.

Con este nuevo incremento estamos a menos de un punto porcentual del objetivo estimado por el Gobierno del 94,2%.

Es prácticamente imposible que faltando por conocer los resultados del último trimestre del presente año puedan cumplirse las previsiones gubernamentales.

En tasa interanual la deuda pública ha aumentado hasta septiembre de 2013 un 16,7% frente a los nueve primeros meses de 2012.

Hemos repetido en numerosas ocasiones que mientras no se lleve a efecto la reforma de las administraciones públicas será prácticamente imposible sostener, al menos, el constante incremento de la deuda pública, sin que sean de recibo las excusas de que una gran parte de la misma -664.511 millones- corresponden a valores a medio y largo plazo.

Dice el Banco de España que el PIB seguirá recuperándose a ritmo lento, debido particularmente a una mejora gradual de la demanda interna apoyada por la orientación acomodaticia de la política monetaria. Aun siendo cierta dicha apreciación, entendemos que la debilidad de dicha mejora será insuficiente para ralentizar el ritmo de incremento de nuestra deuda pública si no se realizan de forma decidida las reformas estructurales que precisa España.

Aunque los actuales niveles de la prima de riesgo –oscilando entre 230 y 240 puntos- y el tipo de interés -fijado en el 0,25% por el BCE- son beneficiosos para la reactivación de la economía, no son suficiente estímulo para compensar los desajustes estructurales que padecemos.

Aparte de la reforma de las administraciones públicas es imprescindible -entre otras- la reforma fiscal que, aunque anunciada por el Ministro Montoro, llegará tarde al no estar concretada, fundamentalmente por razones políticas y no de otro orden.

A fin de reconducir la elevada ratio de la deuda pública española hacia una senda descendente, el Gobierno deberá perseverar en sus esfuerzos para reducir el déficit y respaldar el ajuste fiscal a medio plazo, dado que la actual política fiscal está produciendo efectos distorsionadores sobre nuestra economía.