Get Adobe Flash player

Derecho Penal

Derecho Administrativo

Derecho Laboral y S.S

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

CRECIMIENTO DEL 0,7% EN LOS PRESUPUESTOS 2014

¿Cómo debemos interpretar las previsiones del Gobierno de que el año que viene en España crecerá el PIB el 0,7%, aunque la economía sólo creará unos 15.000 empleos netos a tiempo parcial?

¿Repercutiría significativamente en el crecimiento de la economía real la previsión de aumento de los ingresos tributarios entorno al 2,4% respecto a la recaudación efectiva del 2013?

¿Cómo puede cohonestarse todo ello con un gasto público creciente y un déficit estimado en el 5,8% del PIB? ¿Es el Gobierno o determinados sectores privados los que están impulsando  la recuperación económica?

Aunque todo son previsiones, la preocupación de los españoles es si 2014 será el “año de la recuperación”, como manifestó hace algunos días el Ministro De Guindos. Creemos que dicha recuperación no será para todos los ciudadanos por igual, porque los parados seguirán sin trabajo y los que lo tienen apenas notarán la recuperación como consecuencia de la congelación salarial.

La creación de empleo prevista por el Gobierno de 15.000 empleos es cierta, pero se debe más a la caída de la población activa que a otros factores. Decíamos en nuestro artículo anterior “OPTIMISMO…, PERO MODERADO” que estamos menos mal que hace un año, pero que las administraciones públicas deben gastar menos y ajustar sus necesidades a la verdadera realidad del país. Pero lo cierto es que los presupuestos de 2014 no reflejan la necesaria austeridad en cuanto al gasto público. El Gobierno, según se desprende de los presupuestos, aunque aumenten los ingresos tributarios, seguirá gastando lo que no tiene para tener contentos a todos.

2013 ha sido un año histórico en el sector turístico. Superaremos con creces los 60 millones de visitantes extranjeros. Lo que es más importante es el ratio de gasto medio por turista, que se incrementará un 6% respecto al año anterior. Ello se debe, en gran parte, a nuestra envidiable climatología y al esfuerzo enorme que está realizando el sector privado en turismo. Lo mismo ocurre con las exportaciones. Si no fuera por el dinamismo de las empresas privadas en este sector, las previsiones gubernamentales de crecimiento del 0,7% del PIB serían inferiores.

Si el Gobierno elude anunciar su subida mínima de las pensiones es porque está esperando la caída del IPC de noviembre –mes de referencia- para concretar su revalorización. Si decidiese  subir las pensiones solamente un 0,25%, dicho incremento supondría una pérdida de poder adquisitivo para los pensionistas. El tiempo lo aclarará, aunque no somos optimistas al respecto.

Parece que el Gobierno ha iniciado una intensa campaña mediática con el fin de transmitir a los ciudadanos el inicio de la recuperación económica. Todo es subjetivo. Pero lo cierto es que cuando Mariano Rajoy llegó a La Moncloa el paro era del 21,6% y casi dos años después es del 25,9%. Saldo penoso. Sin embargo, De Guindos dice que la economía se está reactivando. Nosotros -que sabemos mucho menos que el Ministro- nos preguntamos: ¿Para quién…?