Get Adobe Flash player

Derecho Penal

Derecho Administrativo

Derecho Laboral y S.S

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

DEUDA PÚBLICA Y CÁTERING OFICIAL

La deuda pública española ha aumentado 39.438 millones de euros en el primer trimestre del año 2013, alcanzando en total 923.311 millones. Con semejante incremento la subida nos sitúa en el 87,8% del PIB. Aunque se modere en los próximos trimestres, será prácticamente imposible alcanzar el objetivo del Gobierno para este año del 91,4%.

Si ya es preocupante el crecimiento de la deuda pública, más alarmante aún, si cabe, que semejante gasto no haya tenido impacto positivo ni en el descenso del número de desempleados en dicho trimestre ni tampoco sobre el PIB, que cayó en el periodo indicado el 0,5%.

Tal escenario económico puede conducir que a final del año 2013 la deuda pública se aproxime al 100% del PIB, circunstancia no contemplada por el Ejecutivo hasta 2016. En este panorama macroeconómico el cumplimiento de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera (LEP) se nos antoja imposible. Hay que recordar que la misma acotaba para el año 2020 el 60% de deuda pública sobre el PIB.

Necesariamente si la deuda pública sigue aumentando de forma descontrolada, para alcanzar las previsiones de la LEP el cómputo no puede ser otro que nuevos descensos del PIB en los próximos años, a no ser que el cálculo gubernamental del 60% esté equivocado y obligue a una nueva rectificación en la “hoja de ruta” del Presidente. Rectificación que sería la enésima.

Va a ser difícil que en semejante contexto veamos la prima de riesgo por debajo de los 200 puntos como aventuró Rajoy hace algunos meses. El Tesoro Público, sabedor de tal circunstancia, se ha apresurado a colocar en cuatro meses financiación a medio y largo plazo por importe de casi 70.000 millones de euros, es decir, el 57% de lo previsto en 2013, con intereses de los bonos a 10 años entorno al 4%, es decir, por debajo de los 280 puntos de la prima de riesgo. La única explicación plausible es que el Tesoro presiente que vendrán tiempos peores.

En el actual momento la presión fiscal en España es notoriamente superior a la media de los países de la UE. Aunque estaba previsto aliviarla en 2013 el Ejecutivo ha decidido posponerla a 2014. Y en dicho año… ya veremos.

El Gobierno retrasa injustificadamente la reforma de las Administraciones Públicas por la firmeza que están ejerciendo las Comunidades Autónomas que, de tal manera, verían disminuir sensiblemente el número de funcionarios y decenas de miles incrementarían el ya de por sí elevado número de desempleados.

Pero es que, además, determinadas Comunidades Autónomas han desafiado al Ejecutivo en la última reunión mantenida con el Presidente del Gobierno para que se flexibilice temporalmente el déficit de las mismas. La oposición a tal flexibilización, encabezada por Extremadura y Madrid, está suponiendo un quebradero de cabeza para el Presidente, que prefiere un “déficit a la carta para contentar a Artur Mas en Cataluña y proporcionar oxígeno financiero a la Comunidad Valenciana, fiel aliada de Génova.

Mientras tanto, ha saltado la noticia de que la nueva contrata oficial del cátering servido en los vuelos del Presidente del Gobierno, los Ministros y la Casa Real será de 65.000,00€ anuales, en lugar de los 321.250,00€ que estimó el Ministerio de Defensa. España se desangra económicamente por los cuatro costados, pero determinados mandatarios seguirán comiendo en los aviones jamón ibérico con denominación de origen, lubina a la bilbaina, cochinillo a la segoviana, fuet en bellotas y distintas piezas de fruta, entre otros productos... Que se lo digan a los 6.202.700 parados.