Get Adobe Flash player

Derecho Penal

Derecho Administrativo

Derecho Laboral y S.S

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

LA HOJA DE RUTA DE RAJOY

O Rajoy tenía equivocada su “hoja de ruta” o faltaba a la verdad al no decir a los españoles la grave situación económica por la que estamos atravesando y lo que nos queda por recorrer.

Parece inverosímil que el Gobierno mantuviera hasta hace pocos días una caída del 0,5% en el PIB de 2013 y un relanzamiento económico en el último trimestre de este año, mientras la práctica totalidad de organismos internacionales, expertos y analistas independientes sostenían que el descenso sería del 1,5%. Ahora el Ejecutivo rectifica y lo sitúa negativamente en el 1,3%, previsión muy optimista teniendo en cuenta que el primer trimestre descendió el 0,5%.

Tan grave error de previsión u ocultación de la realidad causa escalofríos en una democracia occidental. Los casi 200 folios que conforman el Plan Nacional de Reformas, enviado recientemente a Bruselas, es un propósito de buenas intenciones, plagado de generalidades, pero sin respaldo alguno que lo sustente.

En dicho Plan se nos desvela a los ciudadanos que hasta el año 2019 España no crecerá hasta el 3,2% y que el ritmo de dicho crecimiento será suave hasta 2016 inclusive, en el que la economía crecerá en términos reales el 1,3%.

Se afirma en el citado Plan que la reforma laboral ha ralentizado la destrucción de empleo desde el primer momento y que la misma está modificando “la dinámica y el patrón de ajuste del mercado español… de cara a la preparación de una recuperación económica generadora de empleo”. Muchas ambigüedades sin ningún tipo de concreción.

Como las cifras de desempleo son escandalosamente altas y nadie cree en los beneficios, en términos de creación de empleo, que está reportando la reforma laboral, el Gobierno elaborará un Informe de Evaluación de la misma a partir de la EPA del primer trimestre de 2013, que contabilizó 6.202.700 parados.

Piensa el Gobierno que lo mejor para maquillar las cifras de paro es mezclar diferentes indicadores del mercado de trabajo. Así, cuanto mayor sea la confusión el arreglo será mejor. Y si al final de dicho proceso el examen es validado por un “organismo independiente de reconocido prestigio” el resultado será excelente. Como en el arbitraje de las preferentes. Y si la conclusión no satisface se mejorarán las estadísticas de empleo. Es decir, se utilizará cualquier medio para alcanzar el fin propuesto, que no es otro que hacer descender como sea las cifras del paro.

El Gobierno hace tiempo anunció numerosas reformas, pero hasta el presente momento no ha elaborado anteproyecto alguno de la Ley de Garantía de Unidad de Mercado, de la Ley de Emprendedores, de la Ley de Desindexación de la Economía o de la  Ley del Gobierno Corporativo.

Pasa el tiempo y la situación no mejora. El último barómetro del  Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente al mes de abril, otorgan al PP un 34% en intención de voto y al PSOE un 28,2%. Teniendo en cuenta que IU sería el tercer partido más votado con el 9,9%, seguido de UPyD con el 7,4%, no es difícil aventurar, en la situación actual, el debilitamiento del bipartidismo si se celebraran en el presente momento elecciones generales.