Get Adobe Flash player

Derecho Penal

Derecho Administrativo

Derecho Laboral y S.S

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

CRISIS INSTITUCIONAL EN EL PP

El Presidente del Gobierno ha repetido en numerosas ocasiones que una parte importante de la crisis económica se debe a la falta de confianza de los mercados. Es cierto y tiene razón. Pero a raíz de tal argumento cabe preguntarse ¿qué confianza pueden tener los mercados en España cuando la corrupción galopa incesantemente entre nuestra clase política? Obvio que son pocos los que mercadean con influencias, pero no se puede olvidar que con semejante tráfico obtienen cuantiosos beneficios de incierto destino.

No es de recibo que mientras la práctica totalidad de españoles han tenido que estrechar su cinturón, unos pocos que están o han estado instalados en la cúpula de determinados partidos políticos tengan amasados millones de euros obtenidos ilegalmente y, en determinados casos, depositados en paraísos fiscales.

La ofensiva independentista protagonizada por Artur Mas en Cataluña no es casual. Sabe perfectamente que es un objetivo inalcanzable. Pero tiene como fin tapar la pésima gestión económica realizada en su gobierno anterior y esconder otros males mayores, como son los casos de corrupción que asolan a su partido.

Ahora salta a la portada de los diarios el asunto del ex tesorero del PP Luís Bárcenas y la posible regularización de una suma importante de dinero acogiéndose a la amnistía fiscal.

Los ciudadanos están en su derecho de plantearse el verdadero objetivo de dicha amnistía y el resultado de la misma. El Ministerio Fiscal, jueces, tribunales y el Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (SEPBLAC) deben pronunciarse al respecto. Es insuficiente que la Vicepresidenta del Gobierno, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros del día de hoy, haya afirmado que en su calidad de Secretaria ejecutiva de Política Autonómica y Local del PP entre 2004 y 2008 “a título personal, en ese tiempo ni vi, ni se me ofreció, ni se me dio ningún sobre con dinero y por supuesto no lo hubiera aceptado”, para posteriormente finalizar: “si lo hubiera visto o lo hubiera escuchado no me hubiera callado”.

Por su parte, la Secretaria General del PP, María Dolores de Cospedal, ha asegurado que no le constaba el sobresueldo en “dinero B” a miembros del PP.

Hasta el momento nadie sabe nada, pero el asunto es muy turbio porque, aunque fuese una práctica exclusiva en el Partido Popular, no puede olvidarse  que éste  es el que gobierna actualmente en España, habiendo obtenido la confianza mayoritaria de los ciudadanos en las últimas elecciones generales.

Lo que nunca van a entender los españoles es la inmensa cantidad de dinero A y/o B que se maneja en determinados partidos políticos sin que los dirigentes de los mismos sepan nada al respecto. Quizás algunos políticos crean que todos los ciudadanos son tontos y que, por el contrario, ellos son muy listos.  Como decía François de La Rochefoucauld, “El deseo de parecer listo impide el llegar a serlo”.

La ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, tiene razón cuando acerca de los sobresueldos en negro ha afirmado que se trata de “una crisis institucional gravísima que hay que investigar hasta el final”, reiterando que "la justicia debe llamar a declarar a quien sea, caiga quien caiga. Con celeridad". No puede ser de otra forma.