Get Adobe Flash player

Derecho Penal

Derecho Administrativo

Derecho Laboral y S.S

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

REBELIÓN AUTONÓMICA

rebelion autonomicaDecía Draghi que “el Banco Central Europeo está preparado para hacer todo lo posible para proteger el euro. Y, créanme, será suficiente”. Dichas palabras hicieron que la Bolsa tuviera la mayor subida en los dos últimos años. Algunos políticos españoles creyeron intuir en las manifestaciones del Presidente del BCE que España estaba salvada y decenas de miles de millones de euros vendrían de la Unión Europea para taponar la sangría acuciante que supone nuestra deuda soberana y, especialmente, la de las Comunidades Autónomas. Las aseveraciones del Jefe de las finanzas europeas hicieron bajar la prima de riesgo más de 100 puntos, pareciendo que la problemática empezaba a solucionarse. Pero nada más lejos de la realidad. Fue una ilusión pasajera. Un espejismo de quien, perdido en la inmensidad del desierto, cree visualizar un oasis de salvación entre dunas y arena. Lo anterior me recuerda el argumento de la obra de Shakespeare El sueño de una noche de verano, en el que con motivo de la boda de Teseo e Hipólita se desarrollan una serie de secuencias plagadas de fantasía, sueños y magia.
Aunque el BCE pueda salir en defensa del euro, no lo hará en favor de España si ésta no realiza las reformas pendientes y controla el déficit público, especialmente el de las Comunidades Autónomas. También el FMI ha pedido mano dura con las CCAA, señalándolas como culpables de dos tercios del incumplimiento del déficit en 2011. Y en 2012 la deuda de las Comunidades no mejora a pesar de los recortes sobre el gasto público efectuados hasta el momento.
Siendo urgente la reforma de la Administración del Estado en general, más aún lo es la autonómica. Si el Estado de las autonomías fue un elemento vertebrador en la Constitución de 1978, articulizando una administración descentralizada, el modelo de entonces está agotado. Lo que en su momento fue de consolidación ahora puede ser desestabilizador para el propio Estado. España se la juega y el Presidente del Gobierno lo sabe.
La imagen que están dando algunas Comunidades Autónomas frente al exterior es penosa, especialmente Cataluña, Andalucía, Asturias y Canarias, con independencia de que otras, como la Valenciana y Murcia hayan manifestado su disposición de pedir ayuda al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). Tienen razón quienes culpan a determinadas Autonomías de su falta de lealtad con España y con Europa. Si el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) ha aprobado un techo máximo de endeudamiento para las 17 Autonomías no cabe la rebelión autonómica que han protagonizado Cataluña y Andalucía. En estas circunstancias, es preciso que el Presidente del Gobierno ponga orden en su propia casa para tener un mínimo de credibilidad en Europa.
En esta situación y la de otros países periféricos Alemania no estima necesario que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) obtenga licencia bancaria  para acceder a la financiación del BCE. De esta forma se debilitan las posibilidades de que el MEDE pueda comprar deuda pública de países como España e Italia en los que la prima de riesgo es elevada.
En Europa creen que las Comunidades Autónomas españolas son ingobernables. Por el momento parece que tienen razón. O el Presidente corta por lo sano o el cáncer se extenderá hasta poner en duda la gobernabilidad del Estado. Dentro de la zona euro tendremos posibilidades de salir de la actual crisis económica. Fuera del euro ninguna.